Legazpi: Ezpata Dantza (Danza de Espadas)

05/06/2012
  • Localidad:
    Legazpi

Una de las pocas Danzas de Espadas que aún mantiene la figura de la Rosa o Parrilla.

A Francisco de Oñativia de la
danza de espadas el día del
Corpus y de los tamborines,
atabalero, cachidiablo y bobo.
(09/06/1624)

Esta es una de las primeras referencias existentes a la interpretación de la danza de espadas en Legazpi. Desde comienzos del siglo XVII son abundantes las referencias a esta danza. La danza se interpretaba desde antiguo en la fiesta de San Juan (24 de junio) y durante el siglo XVII paso a interpretarse también en las fiestas del Corpus Christi y en diferentes celebraciones locales como Santa Cruz de Mayo (3 de mayo); Virgen de Agosto (15 de agosto) e Invención de la Santa Cruz, (14 de septiembre).

Son abundantes las referencias a este tipo de danzas tanto en la geografía vasca como en el resto de la península. El dato más antiguo, en el País Vasco, que cita este tipo de danzas data de comienzos del siglo XV en referencia a los alborotos que causaba su práctica. Durante el siglo XVIII son abundantes las referencias a este tipo de danzas en toda la geografía vasca y muy especialmente en Gipuzkoa.

En la literatura costumbrista del Siglo de Oro español son abundantes las referencias a estas danzas y hasta en “El Quijote” encontramos una descripción de la misma en el capitulo de “Las Bodas de Camacho”. Las danzas de espadas fueron muy utilizadas en los fastos procesionales del Corpus Christi lo que las hizo muy populares.

 

Descripción de la Ezpata Dantza de Legazpi

La primera en asomar en el calendario es la que todos los años se interpreta en la mañana del tres de mayo en Legazpi. Se tienen datos de la existencia de danzas de espadas en Legazpi, en esta fecha del tres de mayo, desde 1660 hasta nuestros días y prácticamente sin interrupción. Desde un principio el número de dantzaris oscila alrededor de los 25 elementos incluyendo un guión de la danza. En el año 1847 se envía a un dantzari legazpiarra, a cuenta de los fondos del Ayuntamiento, a aprender las antiguas danzas de Gipuzkoa a Zaldibia. A la vuelta de este aprendizaje se interpreta la Ezpata Dantza con 40 individuos. Poco a poco el número de integrantes de la cuerda de espadas largas va disminuyendo hasta el punto de encontrarse en una parrilla, que así se llama a la figura que se hace con las espadas para levantar al guión, formadas por seis y siete individuos.

Esta peculiaridad de la formación de la parrilla o rosa, al igual que se realiza en la de Xemein de Arretxinaga, es al parecer bastante reciente, ya que como vemos las cuerdas de los danzantes de espada larga, eran muy numerosas y creo que servían para realizar puentes y arcos a la manera que Larramendi e Iztueta nos describen y, además, porque tan amplio número es incompatible con la formación de la misma. La danza se interpretó durante unos años, 1864-1875, en la fiesta de la Octava del Corpus y, curiosamente, se ha heredado con el nombre que alude a la misma Octavario u Okrabario Dantza (Danza de la Octava).

Por lo demás, la danza, se compone de 1 Guión, tres dantzaris de espada corta y 11 dantzaris de espada larga. Todos ellos visten calzón corto, pañuelo en la cabeza, medias y camisa de manga ancha en color blanco. Tras un protocolario acompañamiento a las autoridades del Ayuntamiento a la iglesia y custodia de la cruz, reliquia del suceso milagroso de Mirandaola, acaecido en 1580, y que supone el sustento de la fiesta y de la danza, vuelve la corporación a las Casa Consistorial donde se les hace arco, formando una bóveda con sus espadas y pasar posteriormente a interpretar la Ezpata Dantza.

Sale el guión tomando con sus manos sendas puntas de espada larga, de manera que forman dos filas de dantzaris (a la izquierda cinco y a la derecha seis). Una vez entrados en la plaza el Guión suelta la espada de su izquierda, cuyo portador se para y con el toda su fila, mientras el Guión sigue avanzando hasta que el último de la fila derecha toma la punta de la espada del primero de la que se quedó en suspenso y forman, así, una sola hilera. Tras dar una vuelta a la plaza hacen de nuevo un puente o arco, esta vez para que los dantzaris de espada corta entren en la plaza. Se colocan los tres en línea mirando a las autoridades que presencian desde el balcón de la Casa Consistorial el festejo mientras el guión y los danzantes de espada larga deshacen el arco y toman posiciones tras los tres Ezpatadantzariak. Entonces el guión abandona la fila y se coloca delante de los tres de espada corta. Allí baila, él solo, el paseo, tras el cual saluda al balcón y regresa a su posición de guión de la danza. Seguidamente, y de una manera pausada, comienza a circular la fila sobre el propio guión al que, uno a uno, van colocando su espada de manera que parece que lo vayan a degollar. Cuando la figura esta a punto de ser formada, los de espada corta comienzan su danza. Paseo, primero, y luego el habitual juego de espadas cortas que todos conocemos con algunos matices y diferencias respecto a la gipuzkoana pero que no son relevantes. Mientras bailan el paseo, el guión, sube a la parrilla formada con las espadas largas y esperar a que se toque el son del juego de las cortas para realizar, a la vez que los de delante, dichos movimientos. Finalmente el guión lanza un beso con sus espadas a todos los concurrentes. Seguidamente baja y de nuevo tomando dos espadas como al principio abandona la plaza.

Texto de Angel Murua Iñurritegi

  • euskadi-turismoa
  • San Sebastian Region
  • Tierra Ignaciana
  • UGGASA